Nuevas opciones farmacológicas en la prevención del VIH



Actualización:

 

Nuevas opciones farmacológicas en la prevención del VIH.
La profilaxis pre exposición

 


 

Ponente

 alastrue  

Alastrué Loscos, José Ignacio

 

Máster en Salud Pública.

Unidad de Prevención del Sida y otras ITS del Centro de Salud Pública de Valencia.

Miembro del GdT VIH-Sida de la semFYC y del GdT de Enfermedades Infecciosas de la SVMFiC.

 

 


Resumen

  

La profilaxis preexposición (PrEP, en inglés) es una nueva estrategia de prevención de la transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), recientemente aprobada por la Comisión Europea, dirigida a evitar la infección por el VIH en pacientes seronegativos con alto riesgo de contraerlo. Consiste en tomar fármacos antirretrovirales antes de exponerse al virus. Pueden administrarse a diario o a demanda, en función del riesgo previsto.

La PrEP ha demostrado en diferentes ensayos clínicos que es capaz de reducir el riesgo de infección por el VIH en poblaciones con elevado riesgo de contraerlo (hombres que tienen sexo con hombres, mujeres transgénero, personas inyectoras de drogas), aunque estos ensayos indican que su eficacia está en función de la adherencia del paciente al tratamiento.

Los ensayos clínicos también han analizado los potenciales inconvenientes: su toxicidad, el desarrollo de resistencias y el incremento del desarrollo de otras infecciones de transmisión sexual (ITS), concluyéndose que los beneficios y los riesgos evidenciados superan a los inconvenientes en aquellas personas que tienen un riesgo muy elevado de infectarse por el VIH.

No obstante, la introducción de la PrEP en España debería ser evaluada previamente, mediante un análisis económico del impacto presupuestario y del coste‐oportunidad que representa. Habría que responder a preguntes como las siguientes: ¿Cuánto va a costar la PrEP? ¿Sería preferible utilizar el presupuesto que se vaya a destinar a la PrEP a financiar los preservativos o a mejorar la educación afectivo-sexual?

También es necesario determinar qué profesionales van a prescribirla y dónde se va a realizar su dispensación y el seguimiento de los pacientes que la puedan tomar.

En cualquier caso, es fundamental que la PrEP se integre en el conjunto de las estrategias de prevención combinada (educación afectivo-sexual, promoción del uso del preservativo, diagnóstico precoz del VIH, cribado de ITS, profilaxis postexposición, tratamiento como prevención, universalización de la asistencia sanitaria, lucha contra la estigmatización…).